Prisca y Marieva Dávila presentan “Un Piano dos hermanas” a Canadá

El Universal, Nota de prensa, Caracas, 29 de mayo de 2018

Las pianistas y compositoras ofrecerán conciertos juntas en las ciudades de Toronto, Montreal y Ottawa interpretando los mejores temas de su discografía

Prisca y Marieva Dávila llevarán su música al territorio canadiense con el proyecto “Un piano, dos hermanas”. Las hermanas han desarrollado su propio estilo como pianistas y compositoras.
Prisca ha fusionado el jazz y la música tradicional venezolana. Ambas cuentan con dos producciones discográficas, la que presentarán este año en Canadá que estrenaron en 2014 y la más reciente “Travesía- Canciones de Latinoamérica”.


El viernes 8 de junio a las 7:30 pm en el LulaWorld Festival que se realiza en la ciudad de Toronto; luego, el domingo 17 de junio a las 6:00pm actuarán en el Bocadillo Bistro en la ciudad de Montreal y domingo 24 de junio a las 3:00 pm actuarán en el Ottawa Perez Hall, Room 121, de la ciudad de Ottawa. En los tres conciertos unirán sus talentos en el piano, canto y baile, para crear una mágica fusión de la música venezolana, latinoamericana, clásica, jazz y flamenco.  


“Presentar el concierto ‘Un piano, dos hermanas ‘ en Canadá es muy importante para nosotras. De hecho, es la primera vez que tocaremos en Ottawa, en Montreal y en el Festival Lulaworld de Toronto, lo que implica una excelente oportunidad para promocionar nuestra música en nuevas latitudes”, expresó Prisca Dávila.


Temas venezolanos, latinoamericanos y de su autoría, serán interpretados a piano solo, piano a 4 manos y voz, con el virtuosismo y estilo particular que caracteriza a cada hermana. Además, Marieva mostrará su faceta de bailaora en temas que fusionan los ritmos venezolanos y el jazz con el flamenco. Para los conciertos contarán con la participación especial de su padre el saxofonista y flautista venezolano Eduardo Dávila. En Toronto, también las acompañará el destacado percusionista colombiano Juan Carlos Medrano.


Para Prisca llevar la música venezolana a otras latitudes “es importante y a la vez es un desafío, porque queremos llegar a todo el público más amplio posible y mostrarles esta fusión que hacemos de música venezolana y latinoamericana con el jazz, la música clásica y el flamenco. Que al terminar el concierto sientan que estuvieron de viaje con nosotras por Venezuela y Latinoamérica”.


El proyecto se ha presentado en diversas salas de Venezuela, México, Trinidad, Gran Bretaña, Estados Unidos y República Checa, generando el entusiasmo y la emoción del público y ahora el público canadiense tendrá la oportunidad de conocer y disfrutar del talento de este magistral dúo que seguramente dejará su huella.  

La “Travesía” latinoamericana de Prisca y Marieva Dávila

Prisca Dávila y Marieva Dávila

Travesía – Canciones de Latinoamérica

Independiente. 2017. Venezuela

El éxito de las hermanas Dávila, Prisca y Marieva, es el resultado de la constancia y el tesón por el trabajo refinado y delineado con buen gusto y con un alto nivel interpretativo que reflejan años de estudios y dedicación a la investigación de la gran diversidad de géneros musicales a lo largo y ancho, no sólo de Venezuela, sino también de Latinoamérica.

El gran atractivo que representa la vasta variedad de estilos de nuestro continente ha sido adoptado por El Cuarteto de Clarinete de Caracas con Suelos (2007), Huáscar Barradas con Latineando (2006) y ahora Prisca y Marieva con su lenguaje pianístico nos ofrecen un tour de force que inicia con un tango clásico compuesto por Carlos Gardel y Alfredo Le Pera, “El día que me quieras”. Acá inicia con un robusto acorde que marca el tiempo en un interesante intro con elementos contemporáneos antes de presentar con excelsa dulzura el tema principal. Interpretado a cuatro manos, este clásico del género argentino por excelencia nos ofrece también visos de jazz y un sutil final. Así comenzamos esta Travesía por el continente.

Los siguientes tres temas incluyen  “Estoy aquí”, compuesto por Prisca; “Samba de verao”, un bossanova clásico de 1964 compuesto por Marcos Valle; y “Subversivos” de Marieva. El primero del trío pertenece al segundo álbum de Prisca con una adaptación que excluye el vibráfono y da paso al saxo de Eduardo Dávila y a los coros donde participa el compositor Alejandro Zavala. La voz de Prisca es cálida y acogedora. En el segundo, Marieva toma la voz en portugués del clásico brasilero cuya letra en este idioma es original de Paulo Sergio Valle. El último de la terna es un clamor por la tolerancia de la autora, quien acertadamente nos dice que “subversivos son los gestos de amor en sociedades corrompidas…”. El sencillo y sentido solo de Gabriel Dávila le añade un delicado toque al tema.

El siguiente trío de canciones  inicia con una ranchera de José Alfredo Jiménez en la voz de Marieva acompañada por uno de los más relevantes guitarristas de flamenco del país, Leonte Ortega. Marieva nos abraza con dulzura mientras nos dice “…pero callé tu boca con mis versos, y así pasaron muchas, muchas horas”. El romántico verso es seguido de un hermoso solo de Leonte. El álbum continúa con “Bulerieva”, una bluería por soleá donde le acompañan Goyo Reyna en el cante, Leonte una vez más en la guitarra y Luisana Ocque (La Polaca) haciendo la escobilla (baile). El interesante tema es la viva expresión de uno de los géneros favoritos de Marieva quien además es bailaora.

Hace algunos meses Prisca dio a luz a su hermoso hijo Diego Eduardo. A él va dedicado este punto medio del álbum a modo de impromptu, titulado “Nueve meses”. El solo de piano muestra una faceta interesante de la pianista que ha estado caracterizada por otras formas de experimentación dentro de lo tradicional venezolano como han sido “Pikirillo” y su versión de “Setoconao”. A este tema le sigue el clásico de la cantante peruana María Isabel Granda, mejor conocida como Chabuca Granda. Prisca transforma la original mezcla de vals y ritmos afroperuanos en un lenguaje más jazzístico. Su voz, oscilante, cadenciosa. En el siguiente tema Prisca se reinventa con un tango de su autoría a solo piano. La puntuada rítmica y el clásico ataque se entremezclan con dulces pasajes. El tema inicial, como ha de ser, se repite una y otra vez pero es entre una y otra donde Prisca nos sorprende. Interesante el riesgo que asume la compositora.

No podía faltar un bolero dentro del repertorio que conforma este álbum. “Bolero de la despedida” de José Ángel Buesa y Eduardo Dávila son los responsables de este dolor en el amor. Eric Chacón es el encargado de tocar la flauta y una vez más Alejandro Zavala participa en los coros. El son de Miguel Matamoros, artífice del famoso trío cubano, “Lágrimas negras” toma un tinte aflamencado en la voz de Goyo Reyna quien además toca el cajón, las palmas y los jaleos. Resulta interesante la híbrida interpretación a cuatro manos que hacen Prisca y Marieva. La guinda es el clásico de Dizzy Gillespie, Chano Pozo y Gil Fuller, “Manteca”. Esta versión nos acerca más al elemento afro con la percusión del legendario Gerardo Rosales, tal vez uno de los más subestimados percusionistas de la región pero que sin duda tiene su lugar en la historia de nuestra música. Prisca decrece un poco el tempo y le da un tinte de swing. Gerardo responde con igual mesura en un breve diálogo, dándole un aire diferente a este tema tan versionado.

Travesía le hace honor a su nombre. El recorrido por Argentina,  Cuba, España, México, Perú y Venezuela, además de las sutilezas que resultan de la fusión de géneros, hacen de este álbum un ejemplar digno de estar en tu colección. Altamente recomendado.

Leonardo Bigott

Comparte esto:

Las hermanas Dávila lanzan al mercado su método de enseñanza musical online “Prisma”

Las hermanas Prisca y  Marieva Dávila, reconocidas pianistas y compositoras venezolanas,  lanzan al mercado Prisma su método de enseñanza musical online, para la formación de músicos integrales, a través de la página web  www.priscadavila.com

Ser un músico integral, para las hermanas Dávila, significa desarrollar habilidades esenciales para ser intérprete y compositor. “Todos tenemos la posibilidad de improvisar y ser compositores, solo es cuestión de descubrir el método para hacerlo”, comenta Prisca.

Prisca y Marieva tienen una amplia formación académica, ambas son graduadas de piano clásico en el conservatorio y discípulas del maestro del jazz en Venezuela, Gerry Weil. En sus producciones discográficas se refleja el novedoso lenguaje musical que han creado,  donde combinan elementos de la música venezolana, clásica, latinoamericana, flamenco y el jazz.  Además, ambas tienen carreras universitarias. Prisca es Licenciada en Historia y Marieva es Licenciada en Comunicación Social.

El método de enseñanza musical online “Prisma” es el resultado de más de 25 años de estudios musicales, investigaciones, experiencia docente y producción de discos, conciertos y giras de las hermanas Dávila. “Durante todos estos años, era necesario  estudiar con distintos maestros nuestras inquietudes musicales, las cuales eran desarrollar la técnica, dinámicas y matices de la música clásica, y la soltura, armonía contemporánea y la improvisación del jazz, pero ahora con nuestro método sencillo de enseñanza musical pueden tener todo ese conocimiento en un solo lugar”, apunta Marieva.

El método comprende cuatro módulos esenciales y a la vez complementarios, los cuales son: Lectura musical, Piano, Armonía contemporánea e Improvisación.  

El módulo de lectura musical proporciona las herramientas necesarias para aprender a leer música. El módulo de piano, se basa en el pensum del estudio del instrumento en los conservatorios, en el cual se desarrollan las habilidades técnicas y la capacidad de interpretar el repertorio de los distintos períodos de la música clásica. El módulo de armonía contemporánea brinda al estudiante los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para poder interpretar piezas de jazz y música popular. Y el módulo de improvisación permite al estudiante desarrollarse en el mundo de la creación musical instantánea, este método creado por Prisca Dávila  ofrece al estudiante una guía  para superar los obstáculos que se presentan para lograr improvisar y componer. 

El método de enseñanza Prisma  está compuesto por videos tutoriales dirigidos  a músicos y  también a todos aquellos que quieran serlo. Pueden ser pianistas, principal instrumento de Prisca y Marieva Dávila, así como también ejecutantes de otros instrumentos.  Cada módulo contiene tres niveles de aprendizaje: principiante (nivel 1), intermedio (nivel 2) y avanzados (nivel 3). Es recomendable acompañar los cursos online con las clases individuales  por Skype, en las que el estudiante puede tener una guía personalizada en su avance de cada módulo.       Ya se encuentra disponible el módulo del Curso  de Armonía Contemporán

El nuevo disco de Prisca y Marieva Dávila “Travesía”

Las hermanas Dávila, bautizaron su nuevo disco juntas “Travesía”, Canciones de Latinoamérica, con un concierto el 9 de julio de 2016 en la Sala de Conciertos del Centro Cultural BOD.

Prisca interpreta junto a Marieva, los más recientes temas de su autoría y una selección de canciones emblemáticas de  diversos países de América. Todo ello llevado al lenguaje musical que las caracteriza, donde fusionan el jazz, el flamenco, la música venezolana, clásica y en este disco también incorporan otros géneros como el pop, rock, bolero, balada, latin  jazz, tango y  bossanova.

El disco “TRAVESÍA” es un viaje musical, donde suenan  temas como “El día que me quieras” de Argentina, “Amanecí otra vez” de México, “La flor de la Canela” de Perú, “Lágrimas Negras” de Cuba, entre otros. También interpretan nuevas composiciones tales como la “Bulerieva” y “Subversivos” de Marieva y el “Pikitango”,  “Estoy Aquí“,  de Prisca y el “Bolero de la despedida” de Eduardo Dávila  con la poesía de José Angel Buesa.

El el disco participaron  músicos de primera línea como Heriberto Rojas en el bajo, Abelardo Bolaño en la percusión y Leowaldo Aldana en la percusión, además de invitados de lujo como el Goyo Reyna en el cante, palmas y cajón flamenco, Eric Chacón en la flauta, Leonte Ortega  en la Guitarra, Gerardo Rosales en la percusión, Gabriel Dávila en la guitarra, Tex en el cante, Luisana “La Polaca” en las escobillas, Alejandro Zavala en los coros y su padre Eduardo Dávila en el saxo soprano.

La grabación estuvo a cargo de David Pérez, Enrique Schironi y Emmanuel “Cerebro” Romero. La mezcla por Emmanuel “Cerebro” Romero y la masterización por Enrique Schironi. Las fotos de Claudia Romero, el diseño gráfico de Jesús Luna  y el vestuario por Claudia Calosso.

Ya el disco se encuentra a la venta en las plataformas digitales 

Prisca y Marieva Dávila triunfan en premios Pepsi Music Ganaron la categoría de Mejor Tema Clásico por “El día que me quieras” a 4 manos

28 septiembre, 2018 Diario Ultimas Noticias

ÚN.- Las hermanas Prisca y Marieva Dávila siguen cosechando éxitos gracias a su disco Travesía, y esta vez se llevaron el premio Pepsi Music en la categoría “Mejor tema clásico”, correspondiente a su versión de piano a cuatro manos de “El día que me quieras”. Ambas manifestaron su alegría y felicitaron a la Academia Pepsi Music por apoyar y promover la música hecha en Venezuela. El 2018 ha sido un año provechoso para las hermanas, hace poco vienen de realizar una gira por tres ciudades de Canadá: Toronto, Montreal y Ottawa, en la que recibieron los mejores elogios.

La dupla ya había ganado el premio Pepsi Music en el año 2015, cuando se llevaron la categoría de “Mejor disco de música clásica” por Un Piano, dos hermanas. “Me siento muy contenta, honrada y agradecida con la Academia por recibir este premio que nos motiva a seguir haciendo buena música. Ante tanta oscuridad hay que dar más y más luz así que música y música para el alma”, expresó Prisca quien asistió a la ceremonia de entrega.

Por su parte Marieva, desde Toronto, Canadá, donde reside actualmente, expresó: “celebro este reconocimiento y celebro aún más que en estos tiempos se sigan produciendo y reconociendo dentro de Venezuela el gran talento musical que hay, que es amplio y hermoso”. Las hermanas también felicitaron a la Academia Pepsi Music por apoyar y reconocer el esfuerzo de quienes hacen música en Venezuela.

“Agradecemos a nuestro equipo, a nuestra familia, a nuestros aliados y sobre todo a nuestro público por el éxito que ha obtenido nuestro disco Travesía, con el cual tenemos varios proyectos y actividades pendientes en el futuro próximo”, expresaron.

Travesía fue lanzado en 2017 y en él participan ambas hermanas como pianistas y cantantes. El disco cuenta con temas compuestos por ambas artistas, así como clásicos del cancionero latinoamericano, entre ellos “El día que me quieras” (Argentina), que resultó ganador en los premios Pepsi Music. El repertorio de dicha producción ha sido promocionado en conciertos por algunas ciudades de Venezuela, así como en la más reciente gira internacional por Canadá.

Prisca Dávila está nominada como “Artista Femenina del año” en los Premios Pepsi Music 2016

La pianista, cantante y compositora venezolana Prisca Dávila, está nominada como “Mejor Artista femenina del año” en la nueva edición de los Premios Pepsi Music 2016.
Prisca el año pasado junto a su hermana Marieva Dávila obtuvo “Mejor disco clásico del año” por su primer disco juntas “Un piano, dos hermanas” en la pasado edición de los premios.
Puedes votar por Prisca en las categorías generales, a través de la página web: www.premiospepsimusic.com
Tienen chance de votar hasta el 12 de noviembre!

Prisca y Marieva Dávila presentan “Travesía” en concierto

La música, la creatividad, el amor, la pasión y el sentimiento latinoamericano se unen en “Travesía,” la nueva y segunda producción discográfica de las versátiles pianistas y compositoras Prisca y Marieva Dávila, y le da título al concierto a realizarse el venidero sábado 9 de julio en la Sala de Conciertos del Centro Cultural BOD, a las 5.00pm., acompañadas por una sección rítmica de lujo con; Abelardo Bolaño en la batería y Luis Freites en el bajo, además de invitados de primera línea como: Goyo Reyna; Cantante, cajón flamenco y palmas, Eduardo Dávila; saxo y flauta,  Eric Chacón; flauta  y  Mariana Pantoja; baile Flamenco.

Las hermanas Dávila interpretarán el repertorio de “Travesía”, su nuevo disco juntas, con los más recientes temas de su autoría y una selección de canciones emblemáticas de  diversos países de América, cantados por Prisca y Marieva . Todo ello es llevado al lenguaje musical que caracteriza a las artistas, donde fusionan el jazz, el flamenco y la música clásica y en este disco también incorporan otros géneros como el pop, rock, bolero, balada, latin  jazz, tango y  bossanova.

El concierto “Travesía” es un viaje musical, donde se escucharán temas como “El día que me quieras” de Argentina, “Amanecí otra vez” de México, “La flor de la Canela” de Perú, “Lágrimas Negras” de Cuba, entre otros. También interpretarán nuevas composiciones tales como la “Bulería” y “Subversivo” de Marieva y el “Pikitango”,  “Estoy Aquí“,  de Prisca y el “Bolero de la despedida” de Eduardo Dávila  con la poesía de José Angel Buesa, entre otras canciones.

Las entradas están a la venta en las taquillas del Centro Cultural BOD, y por www.ticketmundo.com

Redes sociales

Prisca Dávila: www.priscadavila.com  Twitter e Instagram: @priscadavila

Facebook: Prisca Dávila (página de fans)/ Prisca Dávila dos y Prisca Dávila perfil lleno.

Youtube: canal: priscadavila

Marieva  Dávila: www.marievadavila.com  Twitter e Instagram: @marievadavila

Facebook: Marieva Dávila

Youtube: canal marievadavila

 

Prisca Davila:”Siendo madre experimentas el amor mas profundo”

Cresta Metálica Producciones

Prisca
Durante 2016 la pianista, cantante y compositora piensa lanzar un nuevo disco junto a su hermana Marieva, así como realizar conciertos y continuar con la enseñanza musical. Por Roberto Palmitesta

Pronunciar el nombre de Prisca inmediatamente llama a la mente del venezolano la magia del jazz y la riqueza de la música venezolana. Actualmente es una de las principales exponentes de la tradición venezolana, nacional e internacionalmente. Desde que lanzó su álbum debut Piano Jazz Venezolano en 2003, se robó el corazón de un público que le ha sido fiel hasta el día de hoy.

Prisca es una mujer de muchos títulos profesionales: se graduó como Profesora Ejecutante de Piano (2001) con María Auxiliadora Díaz; estudió armonía contemporánea, improvisación y jazz con Gerry Weil; realizó talleres de jazz con Gonzalo Micó y Olegario Díaz; se graduó de Profesora Ejecutante de Canto Lírico (2004) con la profesora Flor García y estudió canto popular e improvisación vocal con Cesar Muñoz y con Marisela Leal. Como si no fuera suficiente, Prisca es Licenciada en Historia egresada de la UCV (2004), obteniendo la Mención Honorífica.

Discípula de los grandes maestros Gerry Weil y Aldemaro Romero, Prisca cuenta ya con seis producciones discográficas, todas indiscutibles éxitos de venta. Además, ha dejado muy en alto el nombre de la música venezolana en países como Brasil, Canadá, Colombia, Corea, EEUU, España, Francia, Holanda, Italia, Reino Unido, República Dominicana y República Checa.

Cuando apenas tenía ocho años de edad, publicó un libro de poemas de su autoría, por lo que se registró en la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela (SACVEN). Seguramente, a esa edad Prisca no se imaginaría que en el 2009 ganaría el premio Luis Alfonso Larrain, otorgado por SACVEN por su aporte a la música nacional; mucho menos se imaginaría que desde 2015 pasaría a formar parte de la directiva de SACVEN.

En el 2015 Prisca se tomó un breve receso en su carrera musical para enfrentar una responsabilidad aún mayor: ser madre. Esta cantante, pianista y compositora, oriunda de Barquisimeto, le cuenta a Cresta Metálica cómo ha sido esa gran experiencia de ser mamá y en qué medida este nuevo reto ha influido en su vida artística. Además cuenta cuáles son sus planes para 2016, comenta cómo fue su triunfo en los Premios Pepsi, expresa su satisfacción tras haber trabajado con el maestro Aldemaro Romero y explica cuál ha sido su papel en la directiva de SACVEN.

El año 2015 representó para usted el inicio de una nueva etapa como madre. ¿Cómo se siente Prisca ahora que es mamá? Ahora que tiene un hijo ¿encontrará nuevas fuentes de inspiración para componer?

Prisca Dávila: Me siento muy bien, te cambia totalmente la vida, siendo madre experimentas el amor más profundo y es por ello que es una magnífica fuente de inspiración. Ser madre ha sido una bella experiencia y me ha motivado mucho a componer, ya durante el embarazo compuse la primera pieza dedicada a mi hijo Diego Eduardo y la fuente de inspiración fueron todas las sensaciones que viví en el embarazo, fue muy emocionante e inspirador ver la evolución de Diego mensualmente en los ecosonogramas, esto me motivó mucho.
La pieza que surgió de esa vivencia, la acabo de grabar en estudio, es un tema para piano solo y que recrea el entorno acuático y tranquilo en el que se desarrollaba mi hijo a lo largo del embarazo.

Usted estuvo un poco alejada de la movida musical durante 2015 por razones obvias, pero… ¿en algún momento encontró tiempo para componer?

Prisca Dávila: Si bien el primer año de mi bebé ha sido bien difícil, porque hay que dedicarse prácticamente a tiempo completo, encontré el tiempo para componer, arreglar, grabar y tocar. Realicé arreglos nuevos para el disco que estoy haciendo con Marieva, como por ejemplo el arreglo a 4 manos y percusión del standart de jazz latino titulado Manteca. Grabamos todos los temas del disco y ahora estamos terminando de grabar la participación de los invitados. Realicé también algunos conciertos en festivales de jazz en Caracas y en la décima edición del concierto “Navijazz” junto a mi maestro Gerry Weil.

¿Qué nos puede adelantar sobre la dirección musical que abordarán con este disco? ¿Es similar al primer disco que sacaron juntas? ¿Para qué fecha tienen estimado lanzar el disco?

Prisca Dávila: Este disco tiene un desarrollo distinto al anterior que hicimos juntas, tiene variadas influencias musicales, desde el jazz, flamenco, música académica y hasta del rock.

Contiene temas emblemáticos latinoamericanos tales como el valse peruano La flor de la Canela, el tango El día que me quieras, la canción mexicana Amaneció otra vez, y la bossa nova Samba de Verao, entre otros temas de países de Latinoamérica. También tenemos composiciones originales, como Subversivos de Marieva, una nueva versión de mi canción Estoy Aquí y temas inéditos como Bolero de la despedida.

La mayoría de los temas del disco son cantados por nosotras, aunque también hay temas instrumentales. Para este disco tenemos invitados de lujo: Abelardo Bolaño (batería),Leowaldo Aldana (percusión), Heriberto Rojas (bajo), Eric Chacón (flauta), Gabriel Dávila (guitarra eléctrica), Leonte ortega (Guitarra flamenca), Goyo Reyna (percusión), Alejando Zavala (coros), nuestro padre Eduardo Dávila en el saxo soprano y todavía estamos grabando algunos invitados que faltan por confirmar en algunos temas. El lanzamiento está estimado lanzarse para mayo-junio del 2016.

Su hermana Marieva tiene un estilo muy diferente al suyo, ella también es una gran pianista y aunque sus estilos no se parecen, tienen influencias en común. ¿Cómo describiría usted la música de su hermana?

Prisca Dávila: La música de mi hermana es muy bella, transmite paz, es melodiosa, descriptiva y cinematográfica, flamenca, clásica y con un toque de jazz. En este disco, Marieva tiene una faceta de cantautora que me encanta, su canción Subversivos es una de las que más me gustan del disco.
Print

Ambas ganaron el Premio Pepsi Music. ¿Cómo fue esa experiencia y en qué medida se sienten motivadas luego de ganar este premio?
Prisca Dávila: Fue maravilloso ganar por primera vez y además juntas el Premio Pepsi Music. La competencia fue difícil y fue una gran sorpresa ganar la categoría al “Mejor disco clásico del año 2014” con nuestro primer disco juntas Un piano, dos hermanas. Ganar un premio siempre motiva a seguir trabajando. La verdad que el proyecto juntas que comenzó en el 2010 ha ido creciendo y conquistando nuevos retos.

Usted es considerada como una de las principales exponentes de Venezuela tanto en el jazz como en la música venezolana. ¿Qué opina sobre estos dos estilos? ¿Se complementan? ¿Se necesitan? ¿Le han dado a la música hecha en Venezuela una nueva identidad?

Prisca Dávila: Ambos estilos son maravillosos, distintos, pero a la vez complementarios. La música venezolana es melodiosa, rítmica, variada, es un caudal muy grande de posibilidades musicales. El jazz es improvisación, armonía contemporánea y vanguardia. Lo interesante de fusionarlos es que le da a la música venezolana un carácter más internacional que ha dado buenos frutos en la historia musical de Venezuela y una presencia en el escenario mundial. Es muy importante como artista conseguir un estilo propio, para mi es una búsqueda infinita y que puede surgir de la fusión de los distintos géneros que tengas en tu formación musical.

¿Qué es lo que más recuerdas de las enseñanzas y las experiencias que le dejó el maestro Aldemaro Romero?

Prisca Dávila: Me impresionó siempre su genialidad, su capacidad de componer tanto para orquestas sinfónicas como para formatos pequeños. Sus letras, formas musicales, siempre innovando y en búsqueda de la excelencia todos los días. Era un compositor increíble, que nos ha dejado un legado y un camino a los artistas venezolanos. Fue muy importante conocerlo, compartir, ver como componía todos los días, como escribía libros, un hombre muy prolífico, un creador excepcional.

La música, el legado, las obras que dejó Aldemaro Romero siguen sin ser aprovechadas al máximo o como él lo merece. Ya que usted ha dedicado parte de su carrera a difundir e interpretar la música de Aldemaro ¿qué cree usted que hace falta para que las composiciones de este gran maestro sean aprovechadas y difundidas como merecen? Él dejó una gran cantidad de obras sin estrenar.

Prisca Dávila: Si bien las obras del maestro Aldemaro han sido interpretadas en todo el mundo, siguen muchas obras que todavía no han sido estrenadas, yo creo que las orquestas y solistas deben interesarse en interpretar su obra. Pueden conseguir toda la música que dejó el maestro para ser interpretada y está resguardada por la Fundación Aldemaro Romero, que dirige con todo el amor y dedicación la viuda del maestro, Elizabeth De Romero.

Usted también ha estado trabajando en la directiva de SACVEN. ¿Qué nos puede decir sobre esta experiencia? Muchos músicos se quejan de que este organismo no funciona, otros artistas en cambio han manifestado que se ha visto un cambio y que se trata de un ente necesario e importante.

Prisca Dávila: Sacven tiene 60 años de historia, fundada por Luis Alfonso Larrain, ha ido evolucionando en todos estos años y es una sociedad importante y única en nuestro país que protege los derechos de los autores y los compositores de Venezuela. Yo estoy inscrita desde que tenía 8 años y ha sido para mí una gran experiencia estar en la junta directiva como vocal desde mayo 2014 y hasta el venidero 2018 junto a grandes compositores de gran trayectoria como José “Pollo” Sifontes (tesorero), Manny Delgado (vicepresidente), Tomás Torres Molina (presidente) y Magaly Suarez (secretaria de actas y correspondencia).

Ha sido muy interesante aprender acerca de la distribución, recaudación y los distintos procesos que se realizan en SACVEN. Como junta directiva estamos trabajando intensamente para que cada vez la Sociedad sea mejor y hemos venido realizando planes exitosos en beneficio de los socios.

Además del lanzamiento de un nuevo disco ¿cómo se presenta el escenario en el 2016 para Prisca?

Prisca Dávila: Este año en el ámbito profesional tengo varios proyectos, me gustaría realizar el concierto “Piano jazz Venezolano Sinfónico” tanto en Caracas como en el interior del país con las distintas orquestas sinfónicas, dictar los talleres de armonía contemporánea e improvisación, seguir llevando mi trabajo a festivales internacionales y nuevos lugares, y por supuesto seguir impulsando el proyecto con mi hermana, que en este año implica lanzar al mercado nuestro nuevo disco.

Prisca y Marieva Dávila fueron galardonadas con los Premios Pepsi 2015

Premios Pepsi Music 2015

Las hermanas pianistas, compositoras y cantantes Prisca y Marieva Dávila nominadas en tres categorías de los Premios Pepsi Music Venezuela 2015 (Mejor Artista Clásico, Mejor Tema Clásico y Mejor Disco Clásico) fueron las ganadoras de la categoría “Mejor Disco Clásico del año” por su producción “Un piano, dos hermanas”.

Este trabajo discográfico muestra una fusión de la música clásica, el jazz, el flamenco y la música latinoamericana

Hermanas al piano

Melodías a cuatro manos

Las pianistas Prisca y Marieva Dávila unieron fuerzas y talentos en el disco Un piano, dos hermanas, que fusiona la música venezolana, los ritmos flamencos y el jazz. Aquí cuentan los detalles de esta producción y los bemoles de la interpretación simultánea

Isbel Delgado [email protected]
Fotografía Mauricio Villahermosa [email protected]
Maquillaje y estilismo: Romer Ravelo (0412) 813-3814 28 de septiembre 2014 – 12:01 am

Un cocker spaniel recibe a la visita con un zapato en el hocico. Es un “regalo” que aparentemente les hace a quienes son de su agrado. Combo se deja querer y sabe convertirse en el centro de atención; tanto, que hasta se coló en una foto. Sus dueñas aceptan con tranquilidad el reinado de la mascota, que tiene que pelearse su tiempo con un competidor más grande: el piano de media cola localizado en el centro del apartamento de los Dávila, un espacio con una vista al Ávila que bien puede servir para inspirar la creación de repertorios o para serenar a los alumnos de Prisca y Marieva, quienes sueñan con alcanzar el virtuosismo de sus profesoras.

Ambas se han forjado una carrera exitosa en la ejecución del piano de forma individual y ahora no solo comparten lo que saben con las nuevas generaciones, sino que además unieron sus habilidades en un disco en común.

Un piano, dos hermanas es el nombre de esta producción que las reúne y que las hizo plantarse frente a su instrumento a cuatro manos. La música se ha encargado de unir aún más a dos talentos que ya despuntaban por sí solos y que ahora demuestran que juntas son una fuerza musical inigualable.

Más que un juguete

Prisca y Marieva Dávila crecieron, literalmente, junto al piano. La llegada del instrumento marcó la infancia de ambas y definiría lo que luego serían sus vocaciones. Juego y enseñanza fueron, a partes iguales, responsables de su formación musical. Prisca lo cuenta: “El piano se compró cuando estábamos recién mudados y nosotras crecimos con el instrumento como centro de la casa. Es muy difícil encontrarte un piano en una casa, nosotras lo tuvimos y jugábamos con él. Mi papá toca la flauta y el saxofón y nos ponía a identificar las notas musicales o los sonidos agudos y nosotras decíamos que eran ángeles, y los graves eran demonios, cosas feas”.

Lo que al principio fue lúdico, luego se tornó académico. Ambas estudiaron música y posteriormente se graduaron como ejecutantes de piano. Prisca estudió Historia en la universidad y Marieva, Comunicación Social, y, además, comenzó a bailar flamenco, lo que inspiró a su hermana musicalmente: “Cuando Marieva empezó a bailar, la incorporé a los conciertos. Eso se mantuvo varios años y luego ella hizo su repertorio para piano. Para la presentación de su disco se nos ocurrió hacer el concierto Un Piano, Dos Hermanas. Sin embargo, el formato evolucionó hasta ser un piano y cuatro manos”.

Sincronía musical

Con varios discos producidos de forma individual y con la experiencia del concierto llegó el momento de realizar algo juntas. Un piano, dos hermanas cuenta con un repertorio para las ejecuciones a cuatro manos y temas (como solistas) en los que se fusiona la música clásica, el jazz y el flamenco con ritmos venezolanos. Ahí las acompañan su padre Eduardo Dávila en el saxofón y la flauta, y Goyo Reyna como invitado especial.

No obstante, una cosa es hacer los arreglos y otra es la ejecución, tal y como lo comprobaron luego: “Hicimos los arreglos a cuatro manos y a la medida de las dos porque el repertorio pianístico que existía no nos satisfacía. La primera vez que hice un arreglo para ambas fue de un polo margariteño. Nos sentamos, chocamos, nos daban ataques de risa. Ya después fuimos aprendiendo no solo la interpretación, sino el registro de cada una”, explica Prisca, mientras que Marieva agrega: “En Margarita tocamos una sonata de Beethoven y había un arreglo que era en piano. Yo lo terminaba y mi hermana ya estaba encima de mí porque no podíamos parar. Teníamos que estar sincronizadas”.

Para mantener el alto nivel de ejecución que poseen, la práctica es esencial. Marieva explica que, además del piano de cola, tienen uno vertical, así que los usan por turnos, todos los días de la semana durante cuatro horas diarias. Cuando tienen concierto, el tiempo de práctica es mayor. También continúan formándose en improvisación y composición con el maestro Gerry Weil. El músico dedicó unas palabras para destacar la trayectoria de las Dávila: “Lo que están haciendo ellas es muy importante porque tiene un toque personal. Tienen la influencia del jazz y han hecho un producto muy digno, de mucha calidad. El movimiento de la música venezolana tiene un resurgir valioso y hay una necesidad absoluta de ello. Brasil ha tenido un movimiento musical importante y en Venezuela hay una corriente, talentos nuevos. Es un buen momento para la música en el país”.

Las hermanas Dávila contribuyen a enriquecer el repertorio musical venezolano con una propuesta fresca. Marieva lo explica: “Hay muchas personas trabajando y aportando musicalmente desde su género y eso hace que el público venezolano se familiarice con la música del país más allá del cuatro y las maracas. Es un redescubrimiento desde una óptica distinta. Quien escucha jazz o flamenco se familiariza más rápido con nuestra música y creo que ese es nuestro aporte”.

Travesía latinoamericana

Además del disco Un piano, dos hermanas, Prisca y Marieva Dávila se embarcan en una nueva aventura. Travesía Latinoamericana es el nombre del concierto que ofrecerán este 5 de octubre como parte del ciclo de conciertos Sonidos de El Hatillo. Ahí harán un recorrido por temas significativos del repertorio latinoamericano acompañadas por Abelardo Bolaño en la batería, Hilda Hernández en la percusión, Heriberto Rojas en el bajo, y el padre de las artistas, Eduardo Dávila en el saxo y la flauta. La flor de la canela,  El día que me quieras, Amanecí otra vez  y Chega de Saudade son algunos de los clásicos de la región que interpretarán. El concierto se llevará a cabo en Teatrex El Hatillo a las 12:30 del mediodía. Las entradas tienen un valor de 480 bolívares.

Más información en www.teatrex.com.ve