“PRISCA DAVILA/BUEN GUSTO

Diario El País, Barcelona, España, 1 de noviembre de 2004, M.J. Jamboree, 27 de octubre

“El de Prisca Dávila, sería un nombre a recordar si Venezuela no estuviera, mediáticamente hablando, tan lejos de Barcelona. Poco sabemos de los acontecimientos musicales de aquel país, así que la aparición de la pianista en un escenario barcelonés ha sido una de las sorpresas más gratas de la temporada.

Dávila acaba de publicar un magnífico disco titulado Piano jazz venezolano, y demostró en el Jamboree que las bondades de la grabación se potencian en directo.

Con una técnica pianística segura y sin ornamentaciones gratuitas se sumerge en un latin jazz altamente contagioso y con las raíces bien clavadas en su tierra venezolana.
Ritmos tradicionales servidos con un swing potente pero sin estridencias y con un buen gusto exquisito
Comenzó interpretando un valse venezolano danzarín a pesar de su descarada tendencia clásica. Después se le unieron un bajista, un baterista y un percusionista, perfectamente compenetrados.

En formato de cuarteto, Dávila se movió sin dificultades entre el merengue y el jazz contemporáneo con frecuentes destellos luminosos

Dávila repasó composiciones originales junto con otras de su padre Eduardo, y de un compositor y pianista vienés pero venezolano de adopción que, tras lo oído, también debería incluirse en la lista de nombres a descubrir: GerryWeil.